Cáncer de Tráquea

traquea.jpg

Afecta ante todo a personas fumadoras, por lo general entre los 40 y los 60 años.

La tráquea comunica  los pulmones con la laringe y ésta con la nariz.

Los tumores de la tráquea y bronquios principales son raros.

Más del 90 % de los tumores primarios de la tráquea y bronquios principales en adultos son malignos.

La presentación clínica en la que debutan este tipo de tumores puede ser variable:

  • Obstrucción de la vía aérea superior que causa disnea, respiración ruidosa y estridor.

  • Irritación y ulceración mucosas dadas por tos y hemoptisis (expectoración con sangre).

  • Invasión directa de órganos adyacentes, parálisis recurrencial y disfagia.

  • Metástasis a distancia.

 

La mayoría de los pacientes son tratados por asma o bronquitis crónica, por lo que el diagnóstico de los tumores de tráquea y bronquios se hace tardíamente.

Tipos de cáncer de tráquea

Estos son los dos tipos de tumores primarios de la tráquea:

  • Cáncer de células escamosas. Este es el tipo más común de tumor traqueal. Casi siempre es asociada con fumar cigarrillos. Este tumor crece rápidamente, y casi la mitad del tiempo ya es demasiado grande para ser removido cuando se descubre.

  • Carcinoma adenoide quístico. Este tumor traqueal crece mucho más lentamente que el cáncer de células escamosas. No está relacionado con el tabaquismo, y los hombres y las mujeres tienen el mismo riesgo.

Diagnóstico y Tratamiento

Para el correcto diagnóstico del cáncer de tráquea se requiere, no sólo una radiografía simple de tórax, sino completar estudio con TAC

toraco-abdominal, en casos específicos incluso PET/TAC.

También es importante para este tipo de tumoraciones realizar una broncoscopia diagnóstica para la toma de biopsia y para valorar la extensión local del tumor.

El tratamiento de los tumores de tráquea y bronquios principales depende en gran medida de su localización y extensión.

Dicho tratamiento ha comprendido desde la colocación de una prótesis hasta la resección con reconstrucciones complejas de la vía respiratoria.

La resección quirúrgica es el tratamiento de elección y, en algunos casos, se puede complementar con radioterapia adyuvante y quimioterapia.